Logias masónicas – Argentina

EL SIMBOLISMO MASONICO
FRANCISCO ARIZA

http://elmason.blogspot.com.ar/2006/05/el-simbolismo-masonico.html
La Masonería es una institución iniciática y esotérica que revela su enseñanza a través de determinados códigos basados fundamentalmente en el simbolismo constructivo. Esto se debe a que la Masonería actual es en gran parte heredera de los antiguos gremios de constructores, y aunque hoy en día los masones ya no construyamos edificios, sin embargo ese simbolismo sigue estando vigente, entre otras razones porque es consubstancial a la Orden Masónica y constituye sus señas de identidad y su razón misma de ser, como veremos a continuación.

Ante todo los símbolos masónicos se refieren a un conjunto de ideas relacionadas directamente con el conocimiento de la Cosmogonía, y por tanto del hombre, pues éste es un cosmos en pequeño, un microcosmos, por decirlo en lenguaje hermético. Precisamente los antiguos constructores consideraban al Cosmos como su modelo simbólico por excelencia, y para levantar sus edificios imitaban las estructuras de ese modelo, reveladas sobre todo a través de las formas geométricas, entre las que destacan el círculo y el cuadrado, símbolos respectivos del cielo y la tierra. Esas formas y estructuras simbólicas siempre responden a unos arquetipos universales, a unos principios que son coetáneos con cualquier tiempo o circunstancia histórica o personal.

La sede de esta logia masónica tiene un gran valor histórico, cultural y arquitectónico sobre todo para los habitantes del Barrio Barracas, donde se encuentra ubicada. Hijos del trabajo inculcaba en sus miembros la educación, instrucción civil y moral, y la práctica de la caridad y el socorro mutuo.

Como consecuencia de la fiebre amarilla y la reestructuración económica promovida por la generación del 80, proliferaron en la zona de Barracas negocios, talleres, industrias y casitas modestas levantadas por inmigrantes, en su mayoría italianos, que se establecían en su lugar de trabajo.

Se instalaron modernos establecimientos que aglutinaron a centenares de trabajadores, que fueron conformando las primeras agrupaciones gremiales o sociedades de resistencia, alentadas intelectualmente por estas logias como Hijos del Trabajo, las cuales les brindaban apoyo económico o posibilitaban las reuniones gremiales.

Era usual que los italianos fundaran sociedades mutuales o gremiales para su defensa común, sociedades líricas para su vinculación social y espacimiento, y logias masónicas para su desarrollo espiritual e intelectual.

Entre las logias creadas estaban la Logia Liberti Pensatori (1875). Entre sus miembros estuvieron el industrial Licorista D. Tomás Liberti, luego fundador de River Plata, y D. Simón Camovali. También funcionaban las Logias Unión Fraternal, Figli d’Italia, Alianza y Giuseppe Garibaldi, entre otras.

La masonería persigue los propósitos de formar el carácter moral de sus miembros y hace énfasis en la búsqueda de la armonía con el universo interior; educa para lograr el orden en la vida personal y el desarrollo de la conciencia. Y sostiene que no hay leysuperior a la conciencia del ser humano individual.

Sus miembros tienen la obligación de interesarse por el mundo que los rodea, desarrollar sus habilidades intelectuales, se justos, seguir los dictados de su conciencia, ejercitar el autocontrol de sus actos, ser perseverantes, honestos y sinceros.

Hijos del trabajo fue fundada el 14 de mayo de 1882 por el prócer italiano, Garibaldi. Su primera cede se encontraba en la calle Santa Lucía 245, y posteriormente pasó a la calle Industria 14; en 1884 ala calle Salta 22. Su Sede definitiva se ubicó en San Antonio 814. Sus miembros: mayoritariamente italianos, con presencia de españoles, franceses e ingleses.

Sus objetivos eran difundir entre sus asociados la educación, instrucción civil y moral, practicar la caridad y el socorro mutuo entre los mismos bajo el precepto “Uno para todos, todos para uno”, velas por la libertada civil y de conciencia y por el perfeccionamiento de la humanidad.

Su sede, arquitectura insignia

Con el legado del testamento de Federico Garrigós, se efectuó la compra de 30 hectáreas en Máximo Paz para el Hogar “Bernardito Rivadavia”, sostenido por la Masonería Argentina.

La fachada del edificio encierra un simbólico mensaje dirigido a los iniciados en los principios rectores de la masonería. Su nombre está grabado en grandes caracteres, y su puerta de entrada, de madera de dos hojas, contiene símbolos masónicos.

Los colores del parlamento y de los elementos ornamentales de la fachada son bastante llamativos a diferencia de la fachada original, que tenía un revoque símil piedra.

El ojo dentro del triángulo simboliza a Dios padre en la Trinidad. El triangulo significa la sabiduría, la fuerza y la belleza, la primera piedra del Templo y los reinos animal, vegetal y mineral. El ojo es el órgano de la percepción sensorial y tiene estrecha relación con la luz, el sol y el espíritu. La escuadra es el símbolo de la rectitud, y el compás representa la equidad con que deben medirse las acciones de los hombres.

El patio fue concebido como elemento de circulación, de ventilación e iluminación de los ambientes interiores, pero no como espacio de uso.

El Templo, que data del 22 de junio de 1890, está ritualmente ubicado “en un lugar muy fuerte cubierto e iluminado donde reina la luz, la concordia y la caridad bajo la Bóveda Celeste en el Valle de barracas calle San Antonio número 814. El templo también alude al de Jerusalén, edificado por el Rey Salomón.

http://www.adnmundo.com/contenidos/turismo/hijosdeltrabajo_tu_180806.html

Un dato central que muestra ese auge: en la ciudad histórica funciona desde hace seis años la Logia más antigua de la Argentina, la Jorge Washington Nº44, que tuvo entre sus presidentes al mismísimo Justo José de Urquiza.

en Concepción del Uruguay se encuentra la logia más antigua de la Argentina.

Fundada en 1822 y con varios nombres ilustres que mostrar entre sus miembros (ver «Nombres destacados en Entre Ríos»), en este año está cumpliéndose su 185º aniversario.

Es sabido que la masonería tiene más de dos siglos de presencia en la historia argentina, en la cual tuvo influencia singular en distintas épocas de su vida política.

Según los datos que maneja la Gran Logia de la Argentina de Libres y Aceptados Masones, la cantidad de integrantes creció un 55 por ciento en los últimos seis años.

En 1999 había 5.800 integrantes; hoy, 9.000. Algo similar sucede con las logias en actividad.

Según Hernández, hay unas 200 en el país.

En Entre Ríos, están en funcionamiento cuatro: dos en Paraná, una en Concordia y otra en Concepción del Uruguay.

Y también hay «triángulos» (grupos menores) funcionando en Colón y Gualeguaychú.

Aunque, aclara, hay masones en todas las ciudades del territorio entrerriano.

NI SECRETOS NI MISTERIOS

A diferencia de lo que sucedía pocos años atrás, ahora se sabe quiénes son las autoridades de la masonería, sus publicaciones pueden consultarse en internet, hay domicilio legal y postal, teléfonos a los cuales llamar, sitio digital propio (http://www.masoneria-argentina.org.ar), e incluso cuentan con personería jurídica.

La Gran Logia de la Argentina de Libres y Aceptados Masones es presidida por el Gran Maestre Sergio Héctor Nunes, quien también aparece como responsable de la publicación institucional Símbolo.

PRESENCIA MASÓNICA

La masonería argentina tiene en Concepción del Uruguay una larga historia, y aunque a veces se evita señalar esa faceta, es el mismísimo Justo José de Urquiza uno de sus máximos impulsores, y fuerte precursor de la tradición masónica en Entre Ríos.

Su empecinada voluntad de incorporar «la modernidad» europea no es ajena a los ideales masónicos.

Y es sabido que científicos y pensadores que debieron exiliarse tras el fracaso de la revolución de 1848 en Francia, encontraron cobijo fraternal en estas tierras, a las que le brindaron su impronta librepensadora y cientificista, dando origen al prestigio del Colegio del Uruguay, a las primeras bibliotecas populares, a las experiencias de colonización agrícola solidaria y luego al cooperativismo, al primer Registro Civil de la Argentina, a las primeras ideas de organización social igualitaria, y en fin, a innumerables asociaciones de bien público, algunas de ellas aún en funcionamiento (La Fraternidad, la Biblioteca El Porvenir), la primera sociedad mutual del país, la primera cooperativa agraria en Basavilbaso, la cooperativa El Despertar del Obrero, aún no estudiada a fondo en su notable labor social durante décadas, etc.

En muchas de estas instituciones sobrevuela la presencia masónica y el espíritu inquieto de uno de sus miembros más destacados, que también presidió la Logia: Alejo Peyret, quizás el arquetipo del «sabio europeo» traído por Urquiza, un hermano masón como él.

LOS CUSTODIOS DEL TEMPLO

Abandonado durante años, en pleno centro de la ciudad, sobre calle 8 de Junio, entre 25 de Mayo y Urquiza, a una cuadra de la peatonal, se levanta el edificio del templo masónico.

Allí se realizaban las «tenidas», nombre que reciben las reuniones de trabajo de las logias.

Algunos símbolos externos identifican la fachada, que se conserva casi intacta: la escuadra (que simboliza rectitud moral) y el compás (que marca los límites) en la puerta lateral de acceso; así como el gran triángulo de mármol blanco en el pórtico, con los nombres de los «M\Constructores de este Templo», los «HH\ Riba y Conturbi».

En el interior funciona desde 2001 el Museo de Dibujo y Grabado Guaman Poma, por un acuerdo firmado entonces con las autoridades de la Gran Logia Argentina y que parece a punto de caer.

No es secreta la reactivación «del taller” como lo denominan los masones, siempre fieles a la terminología mística vinculada a la construcción y que arrastran desde hace siglos.

Tampoco es un secreto la comprensible pretensión de recuperar el edificio del templo para el funcionamiento de la Logia.

Pero sí es un poco más difícil saber dónde realizan mientras tanto las «tenidas», así como los nombres de sus casi 40 miembros actuales.

FRATERNIDAD Y CONTRADICCIONES

«Las revoluciones de independencia americana fueron obra de masones», han repetido siempre los estudiosos del tema pertenecientes a la sociedad secreta.

Es que los «hermanos» suelen enorgullecerse de quienes integraron sus filas, aún si se les señala las grandes contradicciones que hubo entre protagonistas de la historia que, sin embargo, eran iniciados en la masonería.

Tales los casos de los masones Alberdi, Sarmiento, Urquiza y Mitre, que hasta guerrearon entre sí.

Hernández explica que la masonería no actúa corporativamente, no toma decisiones como organización, sino que «actúa a través de sus hombres», y ellos son responsables de sus actos.

MASONES Y POLÍTICA

«Hoy estamos en una etapa trascendental en la refundación de la logia Jorge Washington nº 44, o mejor dicho, estamos a punto de levantar nuevamente sus columnas e iniciar los talleres tal como corresponde; lo que nos constriñe a repensar los orígenes de esta logia», afirman en el mensaje de bienvenida en la web.

«Ya quedaron atrás las luchas por la independencia que sometía a este territorio a una corona europea, pero queda aun la lucha contra la dependencia económica, tecnológica, científica y es nuestro deber propender a colaborar con potestades del Estado para así poder cambiar esto; sobre todo con la educación, la ciencia y la cultura», manifiestan.

Es evidente que en el siglo 19 (y también en parte del 20) la pertenencia a la masonería era una gran fuente de contactos y vinculaciones con el poder político.

Esa presencia parece haber disminuido en estos tiempos.

Históricamente ligados a ideas renovadoras y liberales, en Concepción del Uruguay hay quienes ven un estrecho lazo entre el renacer masón y el grupo fundacional del macrismo local (también vinculado a la centenaria La Fraternidad y su carrera de Derecho).

Pero como siempre, nada se niega o afirma, ya que «la masonería no actúa corporativamente».

Que haya hermanos que coincidan en la simpatía por Mauricio Macri no es visto más que como una coincidencia que no cuenta con apoyo institucional.

El último número de la revista Símbolo es una muestra de todos esos cruces: el primero de los artículos está dedicado a ensalzar la obra del entrerriano Onésimo Leguizamón, un masón distinguido, docente en el Colegio del Uruguay, que llegó a la Corte Suprema y fue ministro de Educación de Avellaneda.

El autor de la nota es Jorge Reinaldo Vanossi, jurista y, además, dirigente político del macrismo porteño.

NOMBRES DESTACADOS EN ENTRE RÍOS

El historiador Alcibíades Lappas, en su obra La Logia Jorge Washington de Concepción del Uruguay, del año 1970, consigna algunos de los personajes de importancia vinculados a la Logia nº 44.

El que encabeza el ranking es, fuera de toda duda, Justo José de Urquiza.

Iniciado en la Logia Jorge Washington en 1847, fue Venerable Maestro y en 1863 se lo nombró Miembro Honorario de la misma por moción de Idelfonso Medina, ya que Urquiza se había afiliado a la Augusta y Respetable Logia Confraternidad Argentina nº 2, la misma de Mitre.

Onésimo Leguizamón: abogado, educador y jurista. Fue ministro de Educación de Avellaneda, y miembro de la Suprema Corte de Justicia. Colaborador de Sarmiento. Fue iniciado en la logia en 1863 y la presidió en 1865-66.

Martín Ruiz Moreno: Político, abogado e historiador. Fue diputado nacional e intendente de varias ciudades entrerrianas. Iniciado en el año 1857. En 1891 se afilió a la Logia Unión y Trabajo nº 18 de Paraná.

Benigno Teijeiro Martínez: Agrimensor español, miembro de la Academia Nacional de la Historia, director del Archivo de la Provincia. Iniciado el año 1877, presidió la Logia de 1903 a 1905.

Eduardo Tibiletti: Gobernador entrerriano de 1935 a 1939, fue iniciado en la Logia Jorge Washington en 1895, era miembro honorario de la logia Unión y Trabajo nº 18 de Paraná.

EL «BOOM MASÓN» EN EL URUGUAY

Con ese título, El Observador de Montevideo dedicó pocos meses atrás una extensa nota de tapa a un fenómeno raro: la moda de la masonería en el Uruguay.

«La llegada de Tabaré Vázquez a la presidencia y la difusión que tuvo su condición de masón, aunque no esté activo, ubicó a la masonería en el centro de la atención de muchos ciudadanos que no conocían a esa organización rodeada de secretismo y misticismo, e instaló en otros la aspiración de integrarla, quizás buscando algún beneficio en el entorno en el que se mueven», dice la nota firmada por la periodista Patricia Gamio.

En ella se detallan varios funcionarios orientales de primer nivel (además del presidente Vázquez) que no ocultan su condición de masones.

URQUIZA, MASÓN URUGUAYO


La logia masónica Jorge Washington de Concepción del Uruguay, fundada en el año 1822, dependía -como otras del litoral- de la Gran Logia de Montevideo, de la que recién se desafilió en 1875 para pasar a depender entonces de la Gran Logia Argentina.

El motivo de esta aparente incongruencia todavía está siendo investigado por los estudiosos, pero lo cierto es que importantes figuras de nuestra historia eran «masones uruguayos» y tal es el caso del general Justo José de Urquiza.

El diploma de grado 33º otorgado por la masonería uruguaya al general Urquiza se conserva en el Palacio San José. Impreso totalmente en tinta roja, se encuentra lamentablemente en mal estado, no sucediendo lo mismo con el diploma de igual grado que le reconociera posteriormente la masonería argentina, el que está impreso con tintas negra y dorada sobre pergamino auténtico.

(De Entre Ríos en anécdotas, de Pablo Schvartzman)

PERSEGUIDOS POR IZQUIERDA Y POR DERECHA

La masonería a lo largo de la historia ha sido perseguida por regímenes totalitarios, y acusada simultáneamente, de ser afín al comunismo y al capitalismo burgués, según la orientación del totalitarismo que explicaba sus medidas represivas contra esta sociedad secreta.

También el Vaticano mantiene su condena a la masonería.

Precisamente el Papa actual, José Ratzinger, era en 1983 el encargado y como cardenal, ratificó «el juicio negativo de la Iglesia sobre las asociaciones masónicas» ya que «sus principios siempre se han considerado irreconciliables con la doctrina de la Iglesia y por lo tanto se continúa prohibiendo ser miembro de ellas».

Entre los gobernantes que proscribieron la masonería se cuenta a Adolf Hitler, Benito Mussolini, Francisco Franco y José Stalin.

Contrariamente a lo que suele afirmarse, en Cuba no está prohibida.

http://adaro.blogspot.es/1247415960/

Masonería Argentina

masoneria argentina
masoneria argentina 2

Tte. Gral. Juan D. Perón 1241

http://www.masoneria-argentina.org.ar/

La Masonería Femenina en Salta levanta columnas

Una delegación encabezada por la Gran Maestre llega este fin de semana a nuestra provincia para iniciar a una quincena de aspirantes locales en los misterios de la masonería femenina. Un hecho inédito que se condice con el crecimiento en Argentina de las mujeres que se animan a pensar libremente.

masoneria

La masonería y su relación con la mujer

No es novedad que en Argentina, desde hace más de 200 años, la masonería está presente, siendo protagonista en diferentes momentos históricos de la Nación. Una “escuela de vida” reservada por siglos en forma exclusiva a los hombres que, con el avance de la mujer en variados campos en los últimos 50 años, ha venido también a incorporarla en las actividades ritualísticas propias de la hermandad.

Sucede que la masonería se organiza a partir de las reuniones de los gremios de constructores de templos y palacios en logias de obreros que, de a poco, fueron aceptando en su seno a individuos de otras profesiones y oficios, intelectuales y artistas. Su actividad inicial, indudablemente masculina, dejó de lado a la mujer, siguiendo la tendencia sexista de la sociedad de entonces. Con el correr de los años, la actividad masónica fue paulatinamente prescindiendo de la cuestión operativa para volverse netamente simbólica, utilizando las herramientas de la arquitectura y la albañilería solo como vínculos para transmitir conocimientos, fundamentalmente científicos.

Si bien aún tanto la Gran Logia de la Argentina de Libres y Aceptados Masones cuanto la Gran Logia de Inglaterra –de quien depende, como todos los Orientes que siguen el Rito Escocés Antiguo y Aceptado- no las reconoce formalmente, las hermanas supieron abrirse camino para formar el Gran Oriente Simbólico Femenino de la República Argentina (GOSFRA), que preside la Muy Respetable Gran Maestre Beatriz Gómez. Así, van abarcando ya varias provincias argentinas, sumando día a día una importante cantidad de miembros.

masoneria

“Tenemos hermanas en Ushuaia, Río Gallegos, Neuquén, Cutral Co, Coronel Dorrego, Mendoza, San Juan, Corrientes, Formosa, Junín, Santiago del Estero,  Tucumán y ahora Salta y Jujuy”, puntualiza Mirta Krenz, Venerable Maestra de la Augusta y Respetable Logia Fénix Nº 3.

Sin dudas, próximamente podrá hablarse de logias masculinas, femeninas y mixtas, todas ellas reconocidas por “Masonas” salteñas

En nuestra provincia funcionan tres logias masculinas, una de ellas con más de 120 años de antigüedad. Todas trabajan semanalmente en el mismo edificio y no solo afianzaron y fortalecieron sus actividades, sino que además la matrícula creció exponencialmente en los dos últimos años. Y este resurgir del pensamiento francmasón, inevitablemente atrajo también el interés de muchas mujeres que reclamaban por su derecho a formarse en los misterios de la Orden.

Es así que, con la ayuda en cuestiones organizativas de sus hermanos locales, las representantes del GOSFRA estarán “fijando domicilio” también en estas latitudes, incorporando salteñas a las filas de una logia itinerante. “En principio se formará un Comité masónico que luego, con el trabajo serio y perseverante de las iniciadas salteñas, se convertirá en triángulo y finalmente en logia simbólica”, asegura Gómez.

 El camino del perfeccionamiento

“En nuestros talleres labramos mujeres libres pensadoras y tendemos al perfeccionamiento como seres humanos, a inculcar el amor, el respeto y la libertad, la igualdad y la fraternidad hacia todos los seres humanos, no solamente entre nosotras”, especificó Mirta en un tramo de la entrevista. Dijo que la condición que debe tener una mujer que desee iniciarse en la masonería es “fundamentalmente darse cuenta que somos seres perfectibles y tener la intención de comenzar en un sendero iniciático, porque la masonería es fundamentalmente iniciática, filosófica, filantrópica, y progresista”.

LA MASONERIA EN MENDOZAMasonería en Corrientes

http://adaro.blogspot.es/i2009-07/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s